•9/21/2010 01:23:00 p. m.
Nathan Právia (QDDG), Rony Velásquez, y Jesús Muñoz Tábora
Por Carlos Molina

En nuestro país, son muchos los compatriotas que trabajan y han dedicado parte de su vida para que nuestras manifestaciones culturales se mantengan latentes, aun con el desinterés, ya sea por el poco patriotismo de nuestras autoridades o por los mínimos recursos económicos con que cuentan.

Gracias a que muchos folklorólogos como Rafael Manzanares Aguilar, David Flores, Rony Velásquez, Tania Pinto de Moran, Nathan Právia Lacayo, (recién fallecido y que luchó por su pueblo miskito) Armando Crisanto Meléndez, Rubén Ruiz Hernández, Auxiliadora Narváez, Francisco Salvador Aguilar, Alma Caballero, Carlos Gómez y Jesús Muñoz Tábora, entre otros, nuestra patria y su pueblo conoce de sus canciones folklóricas, leyendas, instrumentos autóctono y costumbres, entre otras manifestaciones.
La experiencia de estos amantes de la cultura y de nuestro Folklore, es muy rica. Cada uno por su parte ha participado en misiones difíciles y peligrosas para recoger de sus fuentes, el dato preciso que contribuirá a que un día el hondureño tome conciencia de sí mismo y sea dueño de una identidad inalienable, firmemente sustentada en la Cultura Popular.

Honduras le debe mucho
en materia de cultura folklórica a estos grandes folkloristas, pero hoy nos enfatizaremos en Jesús Muñoz Tábora, un gran personaje de la vida cultural hondureña, ha pedido de un lector de CULTURA POPULAR.

“Chungo” como lo llamamos nosotros,
nació en Santa Rosa de Copán, obtuvo mucho rigor metodológico de sus maestros y compañeros en los centros de enseñanza cultural de Costa Rica, Chile y Venezuela donde se preparó en la materia.
En la década de los 80' fue director del departamento del Folklore Nacional, una dependencia de la Secretaría de Cultura. Es uno de los pocos etnomusicólogos y folklorólogos nacionales. Realizó estudios de musicología en el conservatorio de música de la Universidad de Costa Rica, en la
facultad de bellas artes. Especialidad en pedagogía musical, en el Interamericano de educación musical de la Organización de Estados Americanos (OEA). Alternando con estudios de administración de la educación, curriculum y folklore latinoamericano en la facultad de ciencias y artes musicales de la Universidad de Chile.
En 1979, fue becado por la OEA para estudiar etnomusicología y folklorología en el Instituto Interamericano de Etnomusicología con sede en Caracas, Venezuela.
En 1987, se convierte en el primer agente de desarrollo cultural egresado del Centro Latinoamericano y el Caribe de Cultura.
Ese mismo año, estudia promoción cultural patrocinado por la OEA y la subdirección general de promoción cultural de la Secretaría de Educación pública de México. Es premio nacional de arte “Pablo Zelaya Sierra”. Ha sido autor de varios libros acerca de nuestro folklore como: Instrumentos autóctonos de Honduras y Folklore y educación Honduras, entre otros.

La última vez que compartimos con Muñoz Tábora, fue en el año 2007 en La Ceiba, durante la celebración de los 210 años de la llegada de los Garífunas a Honduras, ya que él estaba a cargo de apoyar el evento por parte de la Secretaría de Cultura. Don Jesús ya está bien de edad, ya no es el mismo que aparece en la fotografía derrochando juventud junto a Nathan Právia y Rony Velásquez, en uno de esos días recopilando parte de nuestras costumbres catrachas.

Después que finalizó todo el trabajo, ya que por la mañana me tocó transmitir para la Radio San Isidro la misa que ofició Monseñor Rómulo Emiliani a la orilla de la playa donde unas horas antes los negros habían recreado su llegada a nuestras costas procedentes de San Vicente allá por el año 1797, me habló mi amigo, el escritor Roberto Quesada que también se encontraba en La Ceiba con motivo del festejo Garífuna para que fuéramos a botar el estrés a la zona viva de la ciudad, donde también se desarrollaba el carnaval, con motivo del 12 de abril, después de recorrer varios restaurantes, en uno de ellos nos encontramos a “Chungo” un gran personaje de nuestra cultura popular, comimos, bebimos y charlamos de la cultura hondureña y de sus libros. Después de varias horas nos despedimos y junto a Quesada continuamos nuestro recorrido por la zona viva, mas tarde encontramos a Celeo Álvarez Casildo con quien Roberto tenía diferencias por esto de la libertad de pensamiento, pero después de un rato hicieron las paces y se estrecharon la mano en señal de amigos, luego de servir como mediador.

Fue una bonita noche en donde en pocas horas recreamos parte de nuestra historia, con la cultura garífuna y con nuestro folklore, también hablamos de nuestra realidad actual con todos estos personajes de nuestra Hibueras.
Votar esta anotación en Bitácoras.com
This entry was posted on 9/21/2010 01:23:00 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

4 comentarios:

On 02 diciembre, 2010 11:26 , Anónimo dijo...

necesito refraness como unos 40 yaaaaaaaaaaaaaaaaporfavorrrr

 
On 21 febrero, 2012 20:43 , Anónimo dijo...

esta muy buena la pagina

 
On 21 febrero, 2012 20:45 , Anónimo dijo...

gracias a ustedes en contre los mejores folklorogos xD

 
On 23 marzo, 2012 20:15 , Anónimo dijo...

deberain escribir la biografia de cada uno de los folkloristas que mencionan para conocer mas de ellos.
gracias