•3/22/2010 11:56:00 a. m.
Por Carlos Molina

“Cuando la muerte se precipita sobre el hombre, la parte mortal se extingue; sin embargo el principio inmortal se retira y se aleja sano y salvo”.

Tengo tan presente esa fatídica tarde del jueves 11 de marzo. A las seis de la tarde, salía del Periódico donde laboro cuando de pronto recibí una llamada del compañero Jorge Blanco para darme la triste noticia. “Acaban de asesinar a David Meza”. Un escalofrío comenzó a recorrer mi cuerpo, sin duda lo que había escuchado por el auricular, caló en lo más profundo de mi ser. Mi mente comenzó a proyectar la imagen de David en diferentes ángulos. Como no recordarlo. Esa noche no logré conciliar el sueño, pensando como estaría su esposa Linda, sus hijos, los colegas en la Ceiba y sobre todo su incondicional amigo y compañero por más de tres décadas en el noticiero "Diario del Mediodía" de Radio el Patio, Don Abrahán Mejía Griffin.

Durante esa noche, muchos recuerdos de David vinieron a mi mente. Por la madrugada llamé al colega y amigo Víctor Fúnez, con quien David se llevaba muy bien y me dijo que junto a la mayoría de los Periodistas de La Ceiba, no había dormido en toda la noche esperando el cuerpo inerte de su compañero de faena, para participar en su velatorio.

Conocí a David en el año 1999, siempre nos saludábamos en el estadio Municipal Ceibeño para las transmisiones deportivas, él con Radio El Patio y yo para Radio Caribe de Emisoras Unidas. Nuestra amistad se estrechó más cuando ingresamos a laborar para el Canal 45 TV de La Ceiba.

Si bien tenía sus detractores y un carácter fuerte e introvertido, los que lo admiraban y querían, eran mayoría. David se había hecho un nombre. Siempre se empeñó y dio la pauta para que a los Periodistas nos dieran nuestro puesto y se nos tratara dignamente cuando ejercíamos nuestras funciones.

Sus inicios
Según nos contó en cierta ocasión David, sus inicios en los medios de comunicación fueron en el año 1976 cuando apenas tenía 17 años. Recuerda que fue Don Abrahán Mejía con quien compartió más de treinta años en Radio el Patio hasta el día de su trágica muerte que lo llevó a la radio para que le ayudara a cargar los cables e instalar el equipo para las transmisiones deportivas. Posteriormente Don Abrahán lo fue integrando poco a poco en los programas deportivos, al mandarlo a las canchas abiertas de La Ceiba para que apuntara los resultados de los partidos burocráticos, tal y como lo expresa también su compañero de trabajo por muchos años, el Periodista Julio Cesar Rodríguez en su libro: “Aniversario de Oro de Radio El Patio”.

Por situaciones personales, David se aleja de la radio por un tiempo, pero regresa en el año 1984 con la idea de entrar de lleno a reportar para los programas deportivos, tomando una grabadora para realizar las entrevistas. Don Abrahán le elaboraba una lista de preguntas. “De esa manera fue evolucionando en el medio deportivo hasta llegar a utilizar su propia iniciativa” escribió Rodríguez en su interesante obra. Años más tarde cuando David ya había tomado confianza, le abrieron las puertas para ingresar al campo de la noticia general.

David se caracterizaba por dar a conocer las noticias de última hora por Radio el Patio y después por Radio América. Sin limitar esfuerzos, se trasladaba al lugar donde apenas unos pocos minutos había ocurrido un hecho noticioso, ya sea un accidente automovilístico, un asesinato u otra noticia de interés.
Otro dato importante de David, es que la mayoría de los Periodistas ceibeños, iniciamos siendo primero, operadores y locutores de las radios y David nunca se sentó en los controles para insertar una canción u operar un programa.

Hasta la hora de su muerte, David se desempeñaba como coordinador de deportes de Radio el Patio, presentaba junto a Don Abrahán Mejía y Francisco Ramos, Diario del Mediodía y dirigía el programa “Frente al Pueblo” los viernes por la noche en Canal 36. Además era corresponsal de Radio América y Abriendo Brecha de la capital.

David fue un amante de la Selección Nacional, siempre cubría sus encuentros deportivos, sin importar donde se realizaran. Para esto contaba al igual que otros colegas de La Ceiba, con la generosidad de la Municipalidad y de otras instituciones del estado, así como de la empresa privada para financiar los gastos de traslado al país donde jugaría la bicolor. La última vez que nos saludamos fue en el estadio Cuscatlán de El Salvador un 14 de octubre de 2009 donde coincidimos para darle cobertura al último partido de la selección nacional y que significó la clasificación al mundial de Sudáfrica. David se hacía acompañar de los recordados colegas, Edy Manzanarez, Victor Fúnez y Geovany Alfonso, con quienes charlamos mientras esperábamos el arribo de los seleccionados.

“Al palpar la cercanía de la muerte, vuelves los ojos a tu interior y no encuentras más que banalidad, porque los vivos, comparados con los muertos, resultamos insoportablemente banales.” David, siempre te recordaremos.
Votar esta anotación en Bitácoras.com
This entry was posted on 3/22/2010 11:56:00 a. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 comentarios:

On 24 marzo, 2010 01:04 , Geovanni Gomez dijo...

Carlos me ha gustado la nota que hiciste de ese gran personaje y amigo, David Meza, al igual que ud cuandoi me di cuenta en el estadio Nacional de la muerte de mi amigo me quedé mudo y me pregunté del porque si era una persona muy servicial, todavía no logro entender lo que pasó y porque gente tan mala puede dañar a una familia, bueno, pero el recuerdo simpre lo tendremos, su amistad perdurará y algún día nos encontaremos en el más allá donde seguramente estaremos en la paz de Dios...

 
On 29 julio, 2010 14:59 , Javier Calix dijo...

siempre sera recordado..

 
On 07 abril, 2011 17:48 , Anónimo dijo...

fue una gran perdida para La Ciudad de La Ceiba incluso los que como yo no le conocimos personalmente ese dia lloramos por tan lamentable perdida lo unico que podemos esperar es que Dios lo tenga en un lugar mejor.