•1/20/2010 02:45:00 p. m.
Por: Carlos Molina

Siempre me han apasionado las leyendas y esta tiene un atractivo muy particular por tratarse de una zona donde me identifico mucho y muy típica de los alrededores de la ciudad de La Ceiba. Sobre todo porque tiene un cierto grado de realismo y no es considerada una fabula, tampoco sacada de un novela de ficción.

El escritor Wilfredo Mayorga, narra en su libro “Perfiles Catrachos” una bonita historia que creo que más de alguna persona la ha escuchado con cierto escepticismo en esta ciudad.

Siguiendo aguas arriba del denominado Río Viejo (Nombre que también corresponde a la aldea situada en una de sus márgenes), tributario del Río Cangrejal, se llega al lugar conocido como La Colorada, donde en otro tiempo existió una hermosa hacienda de ganado vacuno.
El propietario, hombre muy sensato y entendido en agricultura y ganadería, había cultivado grandes extensiones de zacate guinea para alimentar a sus semovivientes.
Hacia el rumbo oeste de la casa, en un espacioso terreno, se mecía al viento un frondoso cañaveral que estaba cubierto en forma de tapiz con ladrillos cuadrangulares, que en la magnífica construcción denotaban la acción de pasadas centurias. Los más antiguos residentes, cuentan que en siglos anteriores existió allí una populosa ciudad, cuyos habitantes pudieron ser netamente indígenas o colonos españoles.
Su nombre era PUEBLO VIEJO, con un templo en el centro cuyo piso estaba cubierto por arbustos de caña brava. Esta versión es la más aceptada, vista la forma rectangular del enladrillado.

Cuando más tarde se hicieron algunas excavaciones se fueron encontrando objetos de arcilla cocida con finísimo pulimento y simbolizando animales, pitos, enseres de cocina y hasta figuras humanas.
En la actualidad no falta uno que otro que asegure que en las proximidades del vetusto piso de la antiquísima iglesia, hayan visto en las oscuras noches una extraña luz que podría ser indicio de tesoros cubiertos por la madre tierra y ocultos a las desmedidas ambiciones de estos tiempos.

Lo que se dice de esta misteriosa ciudad, ha llegado hasta nosotros de manera tradicional; pero en 1980, un grupo de investigadores descubrió el sitio, indagó con parientes del hacendado en referencia y declaró que se trataba de un “Centro Ceremonial Maya”. Varios canales de televisión de La Ceiba, han elaborado reportajes sobre esta leyenda tradicional de la Costa Norte.
Votar esta anotación en Bitácoras.com
This entry was posted on 1/20/2010 02:45:00 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

3 comentarios:

On 30 julio, 2011 23:23 , Anónimo dijo...

es una leyenda? :(

 
On 11 septiembre, 2013 15:49 , Eder Fiallos dijo...

El lugar es una realidad lo conozco personalmente, mi abuelo vive en la Aldea La colorada desde hace 94 años y he escuchado de el y de otras personas ancianas del lugar sobre la luz de la cual se menciona, existe un misterio sobre sonidos que se desprenden de un sector de la basta montaña que lo rodea.

 
On 11 septiembre, 2013 15:50 , Eder Fiallos dijo...

Donde Puedo Conseguir el Libro perfiles catrachos?