•10/22/2009 05:29:00 p. m.

Por: Carlos Molina

Fue una estrella en la década de los
40. Su nombre permanece en el Salón de la Fama
de la NFL.

Stephen W. Van Buren fue tiempo atrás una estrella de la NFL (Liga Nacional de Fútbol Americano). Un jugador importante en la historia de las Águilas de Filadelfia en la década de los 40 y principios de los 50. Sin embargo, muy pocos saben que Buren es hondureño, originario de La Ceiba en el Departamento de Atlántida.

Fue un jugador con una gran visión de campo y preciso para lanzar. En la zona de anotación era muy difícil detenerlo por su estatura, con unas coberturas impecables, poseedor de una envidiable técnica para robar el balón y una gran capacidad de salto. Buren estuvo entre los tres mejores, a tal grado que su número 15 fue retirado y su nombre está grabado en el Salón de la Fama de la NFL.

Primeros años
Van Buren nació el 28 de diciembre de 1920 en La Ceiba y creció en la ciudad de Tela, a los diez años de edad sus padres murieron y fue enviado a vivir con sus abuelos a la ciudad de Nueva Orleans, asistiendo a la escuela Easton High School, recibió una beca atlética para viajar al Estado de Louisiana, donde fue líder del país en puntos y touchdowns en su último año como universitario.

Carrera en la NFL
Siendo una selección de primera ronda en el draft de 1944 para las águilas de Filadelfia, Van Buren corrió para 444 yardas en nueve partidos durante su primera temporada. También fue líder de la liga en regresos de patada como novato. En la siguiente temporada, Van Buren fue líder de la liga en yardas por acarreo por primera vez. Finalizaría con tres coronas en yardas por tierra durante su carrera.

Tal vez el partido con más relevancia en la carrera de Van Buren fue el 26 de diciembre de 1948. Jugando en medio de una ventisca en el juego de Campeonato de 1948 en contra de los Cardinales de Chicago, Van Buren anotó el único touchdown de ese partido para darles a las Águilas su primer título de liga, terminando el partido con marcador de 7-0. Ganarían un segundo campeonato un año después en contra de los Rams. En ese juego, Van Buren impuso una marca de liga con 196 yardas por acarreos.

La gran ironía fue que Van Buren por poco no asiste a ese partido. Creyendo que el juego no se llevaría a cabo por la ventisca, permaneció en su casa hasta que el entrenador de las Águilas, Earle Neale lo llamó por teléfono para comunicarle que sí jugarían. Tuvo que tomar 3 trolebuses y caminar 12 cuadras para llegar a tiempo al juego.

Retiro
Después de una lesión en la rodilla antes de la temporada de 1952, Van Buren se retiró como el poseedor de las marcas de yardas por acarreo (5860) y en touchdowns por tierra (69). También anotó en tres ocasiones en regresos de patadas, tres veces en recepciones, y dos en regresos de despeje para un total de 77 touchdowns. Fue el primer corredor en pasar de las 1000 yardas por temporada en dos ocasiones.

Honores
Steve Van Buren fue electo para el Salón de la Fama del Fútbol Americano Profesional en la Clase de 1965. En 1999, fue ubicado en el lugar 77º en la lista de The Sporting News de los 100 Jugadores Más Grandes del Fútbol Americano.
Votar esta anotación en Bitácoras.com
This entry was posted on 10/22/2009 05:29:00 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

On 13 noviembre, 2012 12:44 , Datos Históricos dijo...

Excelente, creo que fue acerca de él de quien oí hablar en un partido de fútbol americano colegial. Saludos.