•4/20/2009 04:44:00 p. m.

Considero la Radio mi gran pasión por eso traigo hasta los lectores, los diez mitos que matan a la radio hoy en día. Es una producción del colega y amigo Tito Ballesteros, de origen colombiano.

Primer mito

Un buen locutor: ¿Verdad o mentira?
Para ser buen locutor hay que pronunciar bien! Un buen locutor
observa la puntuación. Un buen locutor seduce con su voz. Un buen locutor
cuida el idioma. La voz del locutor es bonita, dulce, agradable. ¡Para ser
buen locutor hay que leer bien! Un buen locutor cuida su presentación
personal. Su voz no se parece a la de los demás. Pronuncia bien. Vocaliza
bien. Articula bien. Modula bien. Gesticula bien.

Comparta y aprenda.
• ¿Y la señora que no sabe leer. ¿No es buen locutor?
• ¿Y el campesino que se enreda pero moviliza la población? ¿Qué?
• ¿Y si no conoce la famosa puntuación? ¿No es buen locutor?
• ¿Y si no es seductor?
• ¿Debe cuidar cuál idioma, el suyo o el de Cervantes?

Segundo mito

Un hombre de radio. ¿Verdad o mentira?
Un hombre de radio es aquella persona que se ha criado y
creado en el medio. Los locutores, conductores, periodistas que crearon los
medios. ¡Los duros! Los que nos enseñaron y nos enseñan. Los que
adornaron el dial con sus dulces voces. Los creativos de ayer. Los que hoy
tienen las respuestas a todas las preguntas. Los que no cambian porque
para qué si ellos ya lo saben todo. Esos son los hombres de la radio.
¡Yo los escucho!

Comparta y aprenda.
• Hombres de radio son lo que leen, estudian, se actualizan
• ¿Y aquellos modelos que cambian sus modelos, no son hombres de radio?
• ¿Y los que se alejan de los vicios del medio, no son hombres de radio?
• ¿Y si una persona piensa más en el medio que en el dinero, no es un
hombre de radio?
• ¿Y los que trabajan con ética, no son hombres de radio?
• ¡Y los que preparan, llegan temprano y manejan con honestidad la
información. ¿Qué vienen siendo?

Tercer mito

La Parrilla de Programación: ¿Verdad o mentira?
La Parrilla de Programación de la radio es como el menú del
restaurante. Allí se encuentran todos los programas, los días y horas en
que se emiten. La Parrilla de Programación la hace la radio pensando en
usted. El equipo de la radio se reúne y decide lo que a usted más le gusta.
Sus posibilidades de escuchar la radio están debidamente seleccionadas y
organizadas. La Parrilla de Programación es lo más importante en un medio
de comunicación y claro, por eso nos eligen.

Comparta y aprenda.
• ¿Parrilla de Programación o de re-programación? El receptor de hoy
decide y escucha cuando quiere. Podcast.
• Programar la radio. ¿Con quién?, con los de la radio
• Los horarios y audiencias han cambiado, pero, ¿su Parrilla de
Programación sigue igual?
• ¿Programación? - ¿reprogramación?
• Lo más importante es lo que la radio ofrece a los oyentes o lo que los
oyentes ofrecen a la radio.

Cuarto mito

Transmisiones en directo. ¿Verdad o mentira?
Nos encontramos en la transmisión especial que hace radio Única. Nos
encontramos transmitiendo el desfile de carrozas de nuestra feria. Aquí todo es alegría, globos, música y la integración familiar. ¡Venga amigo oyente!. Viva la feria. ¡La feria número 80! Y en este gran cubrimiento especial le doy paso a mi compañera Paquita que está en otro punto de la ciudad. ¡Adelante Paquita! si Miguelito aquí estoy, esto es una fiesta, como novedad te cuento que hay globos, la familia está reunida y como tú lo decías aquí todo es alegría. Pero vamos a otro punto. ¡Adelante Melchor! Gracias Paquita. Esto es una fiesta. Desde este privilegiado lugar al que sólo ha llegado radio Única veo globos, integración familiar y es que de verdad esta feria está llena de alegría. Este fue un reporte de Melchor con la Única, la mejor transmisión de la feria. ¡Adelante estudios y salud!

Comparta y aprenda.
• ¿Y si radio Única llega un poquito tarde a la transmisión pero bien preparada, será que eso disgusta a los oyentes?
• ¿Y si los presentadores tienen un guión. Quedará mal la transmisión?
• ¿Y si hay una recolección de datos para apoyar a los presentadores sobre descripción topográfica, arquitectónica, histórica ¿Eso será aburrido? ¿Le quitará fuerza a la transmisión única de radio Única?
• Y si un presentador habla de lo que ve, el otro de lo que se oye, un tercero describe el olor a pólvora, las ricas comidas típicas. ¿No estará bien?
• Y si quienes hacen la transmisión no se emborrachan o reciben licor durante su trabajo, entonces, ¿la feria ya no será feria?

Quinto mito

Los oyentes. ¿Verdad o mentira?
Los oyentes son lo más importante de la radio. El fuego que
quema y eso lo confirma el incontrolable río de llamadas. Ustedes no sólo
escuchan ¡hacen lo que les decimos! Cantan, repiten, juegan, ¡nos aman!
Los oyentes son los que están del otro lado de la radio. Los que miran por
el cristal. Son los receptores ansiosos que ayudan económicamente y
siguen con fidelidad al medio de comunicación. Una radio sin oyentes es
una radio sin lucha. Por eso y por muchas más razones los oyentes son lo
más importante de la radio.
Gracias por escuchar y hasta una próxima emisión ¡Felicidades amigos!

Comparta y aprenda.
• Y los que quieren dejar de escuchar y empezar a hablar. ¿No son
buenos oyentes?
• ¿Su emisora quiere gente que hable o que la escuche?
• ¿La verdad en la emisora corre por cuenta suya o del otro?
• Oyente es igual a obediente. Sumisión, obediencia.
• ¡Los oyentes no sirven para nada! Busque radio-participantes
• ¡Métale gente a la radio¡

Sexto mito

Los periodistas se informan. ¿Verdad o mentira?
Yo siempre llego a la radio con las noticias preparadas. Porque
periodista radial que se respete conoce la realidad local, nacional e
internacional. Yo por ejemplo desde que me levanto escucho la radio.
Sintonizo emisoras y así salgo de casa muy bien informado, ahhh eso si, en
el camino escucho mi emisora preferida. Cuando llego a la radio, leo los
periódicos porque un buen periodista lee a sus colegas. Y por último veo la
tele, la realidad. Entonces me digo:
Juan ¡Estás listo para informar lo que otros informarán!

Comparta y aprenda.
• Y si no lee los diarios pero va a la comunidad ¿estará mal informado?
• Y si no ve la tele pero lleva sus cámaras a los rincones de la ciudad.
¿Estará mal informado?
• ¿O, será que los periodistas se enteran de las noticias por otros
periodistas?
• Y si deja de buscar noticias por teléfono y visita a los ciudadanos.
¿Estará mal informado?
• ¿Y si en su noticiero no reproduce lo que hacen otros medios. Estará mal
informado?
• Y si no se cree eso de “es que nosotros le damos otro enfoque a la
noticia”… estará mal informado

Séptimo mito

La hora. ¿Verdad o Mentira?
¿La hora es una necesidad en radio? ¿Por qué se hizo ley esa
forma de presentarla? Dónde nació esa idea. ¿Por qué dar la hora?, ¿todas
las radios lo deben hacer?, ¿Cada cuánto hacerlo? En Colombia algunas
copiaron el sistema y lo hacen igual, sólo que con voces impostadas, falsas,
acartonadas. Carlos en Guatemala se ríe del asunto, le saca punta al tema:
aquí se dice en distintos dialectos, pero la esencia es la misma. Son las
cinco, las seis, las 18 horas y así. En Brasil nosotros lo decimos en
portugués y lo que cambia es la Favela. En Costa Rica acentúan la R y
perpetúan una “norma” continental. En Cuba la cosa es igual, sólo que es
socialista. Los nicas le ponen el vos. Los hondureños lo hacen mientras
sorben Pozol. Y así Haití, República Dominicana y todo el continente.

Comparta y aprenda.
• Y si se dice. Son las siete, como los millones que se robó el Alcalde
• Son las dos, como las camas que faltan en el Centro de Salud
• Son las nueve, como los días que le faltan al Alcalde para que pavimente
las calles que nos prometió
• Son las seis. ¡Urgente! Se han iniciado las obras de pavimentación de las
calles, ¡espere avance en nuestro noticiero!
• En el lugar en el que jugó de niño Jesucristo son las tres
• En Jerusalén son las 9, en Pakistán las 11, en México las 3 y en Chile las
9 de la noche. ¡Siga con nosotros!

Octavo mito

La estructura de un programa. ¿Verdad o mentira?
La estructura es la columna vertebral de un programa y como
los equipos ganadores, !estructura ganadora jamás se cambia! Toda
estructura inicia con el encabezado o cabezote. Luego, entra el locutor y
saluda, presenta el tema, lo desarrolla y en la mitad del programa pasa una
canción. Después, hablas otro poquito, vas a comerciales, retomas el
tema, los invitados, pasas las secciones y despides de una manera
diferente, creativa, que provoque volver a escuchar. Estará bien con que
digas. ¡Bueno amigos, el tiempo en radio es muy corto y hemos llegado al
final! ¡Los espero es un próximo programa!

Comparta y aprenda.
Y si mi estructura es cambiante como los ciclos de la radio, ¿ya no es
estructura?
• Si es flexible y un día pongo una copla, un verso, un chiste y luego
saludo, ¿está mal?
• Y si cambio el saludo, ¿quiere decir que cambio la estructura?
• Y si pongo más de una canción. ¿Falla la estructura?
• Y si voy a comerciales en cualquier momento, ¿quiebro la estructura?
• Y si mi programa es desestructurado. ¿No es programa?

Noveno mito

El cabezote. ¿Verdad o mentira?
El cabezote no se hace en directo. ¡Nunca! Es un trabajo de 20
o 30 segundos. En el, se debe decir el nombre del programa, la emisora
en que se emite, el horario del mismo, el nombre del director del espacio y
una pequeña idea sobre el contenido que saldrá al aire en cada emisión.
¡El cabezote nunca se debe cambiar! Es el rostro del espacio radial. ¡El
cabezote nunca se debe cambiar!

Comparta y aprenda.
• Y si el rostro del programa es la preparación, la calidad, la música, el
conductor.
• Y si se hace en directo desde la cuadra, la calle, con la comunidad. ¿No
es cabezote?
• Y si no dura los treinta segundos, pero cumple su función, entonces,
¿cómo se llama?
• Si cambia la vida, ¿no puede cambiar un cabezote?
• Los oyentes de hace 20 años han cambiado sus estilos de vida, gustos,
sueños, pero, nuestro cabezote sigue igual. ¿Eso qué viene significando?

Décimo mito

Los sellos en radio. ¿Verdad o mentira?
Cuando no son los locutores que no paran de hablar,
entonces son los sellos que no dejan de sonar. Sellar en radio es muy
importante porque con eso el oyente sabe que escucha su emisora
preferida y no otra. Sellar es caracterizar la radio. Es decirle al oyente que
esa canción que está sonando la escucha en su radio preferida y no en
otra. Sellar en radio genera pertenencia. Sellar hace que la gente que
guarde la música guarde también un trozo de vida de la radio.

Comparta y aprenda.
• ¿Y si no sellamos, la emisora perderá identidad?
• Los sellos pertenecen más al pasado que al presente. ¿Será que el
oyente prefiere estar escuchando sellos o canciones completas sin
interrupciones?
• Y si la radio no sella; será que el oyente no sabe qué emisora escucha.
Es bueno no confundir sellar con identidad. La identidad de la radio la da
la voz, la preparación, el tipo de música, el estilo de locución, la calidez.
• Sellar no caracteriza nada. Al contrario, ahora, incomoda. ¿Para qué
sellar si los oyentes consiguen la música primero que las emisoras?
• Qué significa ese discurso de “sonó primero aquí”, cuando en
periodismo eso de ser primero quedó en segundo grado.
Votar esta anotación en Bitácoras.com
This entry was posted on 4/20/2009 04:44:00 p. m. and is filed under . You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

1 comentarios:

On 22 marzo, 2013 18:00 , Anónimo dijo...

are you aware why i get a reddish colored display when I enter your internet site?

is it safe?

My blog post :: Debenhams.co.uk Vouchers